jueves, 18 de septiembre de 2014

Tercera Parte

Maltratada por palabras que no existían.
Mareas paradas en olas rotas.
Miradas interrumpidas por lágrimas que no caían.

Niña herida por caricias in-entendidas.
Nogales a la espera de su presencia.
Negro como brillo de sus ojos.

Oraciones incompletas en su diario.
Onomatopeyas como lenguaje escrito.
Obediencia a sí misma por esclavitud.

Papel quemado con letras desaparecidas.
Papel mojado con tinta derramada.
Papel roto por textos incoherentes.

Querer ser y no poder.
Querer saber pero no ver.
Querer ver sin abrir los ojos.

Rozaduras de puertas viejas al caer.
Riéndose ella de su inocencia al crecer.
Reglas para no cumplirlas.

Soledad incomprendida por ella.
Sonidos que nunca escuchó.
Silencio como lenguaje hablado.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Egoísmo

Egoísmo es lo que ella no conocía.
Evidencia, el puesto que ocupaba.
Escasez de palabras, lo que le hacía sentir debil.

Fugacidad en sus respuestas vacías.
Fuerza no conocía.
Fuego quemaba sus ideas.

Granadas muertas en el suelo.
Geografía por descubrir en sus caminos.
Grandeza por exprimir detalles.

Huesos de arena desaparecidos.
Huellas que no quedaban marcadas.
Hechizos incumplidos la perseguían.

Igualdad como fuente de energía.
Investigación como fuente de sabiduría.
Inseguridad como fuente de vida.

Jardines blancos con huellas de su zapato.
Joyas tiradas por el suelo por su vagueza.
Jaulas encerradas en su propio malestar.

Kilos de plumas cayendo desde las nubes.
Kilómetros recorridos con sangre en los pies.
Kilohercios de energía perdidos en los cables sueltos que la envolvían.

Lunas dormidas por las noches.
Linces escondiendose de ella.
Lagos secos que perdían su agua al pisarlos ella.